Aprende a limpiar los cristales de tus gafas para que no se te rayen

Tener los cristales limpios de las gafas, así como su montura, es muy importante para poder ver de manera correcta y favorecer una buena salud visual. De hecho, cuando se acumula la suciedad en los cristales es muy molesto, puesto que dificulta la visión llegando incluso a afectar a los ojos. Desde nuestras ópticas en Maspalomas queremos enseñarte cómo tener tus gafas siempre limpias de una manera muy sencilla.

¿Cómo limpiar los cristales de tus gafas?

La forma más sencilla y más efectiva de limpiar los cristales es colocar las gafas bajo un grifo mientras vas frotando suavemente con los dedos hasta conseguir que estén completamente humedecidas. Aplica un poco de jabón neutro sobre los cristales y sobre la montura mientras frotas todas las zonas, pero sin apretar.

A continuación, aclara con mucha agua para que no quede ningún rastro de espuma y cuando creas que ya están limpias, vuelve a aclararlas. Es importante que no quede ningún resto de jabón, puesto que generaría reflejos y brillos que resultarían bastante incómodos. Una vez estén bien lavadas, debes retirar el exceso de humedad con ayuda de un paño suave y completamente limpio que no suelte nada de pelusas.

Si necesitas limpiar tus gafas y no cuentas con jabón neutro ni agua, puedes usar la gamuza que suele venir en las fundas para retirar la suciedad más superficial o puedes recurrir a las toallitas limpiadoras fabricadas especialmente con productos ópticos para eliminar las manchas persistentes.